¡Nuevo rincón escondido de Múnich!

Con más de 100 años de antigüedad, la piscina Dante [Dantebad] es uno de los secretos mejor guardados de Múnich. Se trata de una piscina olímpica [se usó durante los Juegos Olímpicos del 72].

En verano, se trata de un oasis en la ciudad con césped y una piscina grande y maja para todos. Pero lo mejor es en invierno, la temperatura del agua asciende a 27º de manera que uno puede hacer unos buenos largos independientemente de la temperatura del exterior.

Sin duda una experiencia muy curiosa que se puede disfrutar por tan sólo 4€.

¿Alguno conocía este rincón de la ciudad? ¿Lo probarás?