Vivir en Alemania

6 planes para las altas temperaturas veraniegas

Aunque parezca mentira, a veces en Múnich hace calor, pero calor del bueno, del de más 30º en el que sólo quieres estar sumergido en el agua.

Cuando eso pasa, yo prácticamente lo único que quiero hacer es estar al lado del agua y aunque desafortunadamente en Múnich no está mi amado Mediterráneo, tenemos planes molones para combatir el caloret.

2016-06-20 18

Leer más

La fiebre de la Eurocopa

Hace ya varias Eurocopas y Mundiales que me pillan fuera de la madre patria [bueno a excepción del último Mundial que me lo pasé encerrada haciendo el proyecto final de carrera], así que no puedo comparar cómo se vive estos días de fútbol en España con cómo los estamos viviendo aquí en Alemania.

Lo que si que tengo claro, es que aquí estamos viviendo una fiebre futbolística que va más allá de ver los partidos y que llega a todas las marcas del consumo diario.

Seguid leyendo para ver de qué os hablo.

Leer más

6 curiosidades cumpleañeras para 6 años de blog

Está visto que mayo es un meses de celebraciones. No sólo hace unos días me hice un año más sabia sino que hoy este mi blog cumple nada más y nada menos que ¡6 años!

Jamás podría haberme imaginado allá por el 2010, cuando tímidamente comencé en el mundo de la blogosfera, el camino que iba a recorrer [y que espero siga recorriendo].

Capture

No se me ocurre mejor manera de celebrarlo que contando 6 curiosidades sobre los cumpleaños de Alemania, este mi país de adopción.

¿Cuántas conoces?

Leer más

D de Dinamarca, N de Nordpol

Quizá sea deformación profesional pero me atrevería a decir que todos hemos oído hablar del DIN. DIN A4, DIN A3 ¿Os suena más así?

El caso es que el famoso DIN es el acrónimo de Deutsches Institut für Normung, a saber: el Instituto Alemán de Normalización. Todo se rige con estas normas, en el despacho las usamos constantemente.

Pero es que queridos, cuando digo todo, me refiero a todo.

Una situación cotidiana es la de llamar a algún sitio y tener que deletrear tu apellido, esta situación se agrava cuando uno se encuentra en el extranjero y tienes que decir tu estupendo nombre español alemanizado para que te entiendan. [A saber, mi nombre tiene una v, en español la pronunciamos como b, en alemán como f].

En fin, que después de unos fallidos intentos por hacerte entender toca deletrear tu apellido y empiezas:

-M, y todas las ciudades del mundo se pasan por tu cabeza. Para nosotros es normal Madrid, pero ¿en Alemania? Y dices “München” .

Y ya está, provocas un cortocircuito. Nadie entiende nada. Y es que está la norma DIN 5009 que te indica qué palabras tienes que decir. Salte de ahí y no entenderán nada.

wpid-wp-1426843343976.jpeg

Os dejo la tabla para que os la vayáis aprendiendo. Yo la tengo al ladito del teléfono.

¿Qué os parece esta locura? A mí me chifla que todo sean nombres y de repente en la N pongan polo Norte.